Museo de Juguetes

Hay un Museo de Juguetes en Albarracín, que surgió por el problema de falta de espacio que llegó a tener un vecino de La Vall para conservar su colección de Juguetes.

Está situado en una casa de tres alturas que descubrimos estas Pascuas paseando por la zona nueva. Yo no entré por que me pareció un poco escaso y chapuza. Dejé entrar a mi hijo pensando que no tendría paciencia para terminarlo de ver y saldría enseguida. Pero resulta que estuvieron un buen rato dentro y había mucho más que ver de lo que parecía. Se lo pasaron en grande. Conserva tan grato recuerdo que aún hoy lo ha elegido como tema de la redacción que le han encargado en el colegio. Estoy arrepentido de no haber entrado.