En defensa de los hombres

Ante el festival y enaltecimiento de las píldoras azules que está aconteciendo, corro el riesgo de señalar que tienes la opción de tomarte una píldora roja para variar.

Consuela saber que no consiguen engañarnos a todos, ni siquiera a todas.

Las ocho primeras críticas también son de agradecer, incluso la feminista (que ayuda a dejar claro su nivel).

En este enlace se podía ver el documental completo.